Aprendizaje

DIFICULTAD DE APRENDIZAJE Y DISCAPACIDAD INTELECTUAL

Los niños con el síndrome tienen más dificultades para aprender habilidades motoras gruesas y finas que otros niños de la misma edad.

Frustración

Los niños a veces parecen perezosos y tercos. La frustración por no poder realizar una determinada tarea suele estar detrás de este comportamiento. Las tareas y responsabilidades a menudo deben repetirse varias veces antes de que los niños entiendan lo que se espera de ellos y cómo realizarlo.

Lenguaje y Comportamiento

A menudo hay una brecha entre las habilidades verbales y el comportamiento. Las personas con el síndrome están bien desarrolladas verbalmente. Pueden expresarse bien, pero usan palabras que no son apropiadas para su edad. Tienen más problemas con las habilidades sociales y de comportamiento, que incluyen la organización y la función visioespacial. Debido a esta brecha, las capacidades de niños y adultos a menudo se sobreestiman, lo que puede aumentar los problemas de comportamiento y la fatiga.

Educación

La escuela puede ser un gran desafío para los niños con síndrome de Chung-Jansen. A menudo se necesita ayuda y apoyo adicional. Si esto no resulta factible, los niños pueden ir a educación especial donde se presta más atención a los problemas específicos con los que se enfrenta el niño.

Desarrollo Cognitivo

La evaluación de las habilidades cognitivas en los niños pequeños puede ser difícil debido a problemas adicionales como el TDH y la fatiga. Puede ser difícil para ellos concentrarse y mantener su atención en las cosas que se les pide que hagan. Cuando se realiza la prueba, el coeficiente intelectual de la mayoría de los niños es de alrededor de 80, con picos ascendentes y descendentes. A nivel socioemocional, a menudo son mucho más jóvenes que su edad real.

Vida Adulta

La mayoría de los adultos jóvenes viven con sus padres, un pequeño número vive acompañado o de forma independiente con apoyo ambulatorio. También hay adultos que están casados y tienen hijos.